Make your own free website on Tripod.com

¿Porqué se necesita un marcapasos?

 

 

            El corazón tiene un sistema eléctrico específico (ver figura), que se encarga de mantener sincronizada la contracción del músculo cardiaco. Este sistema eléctrico (sistema de conducción), consta de una "batería" que es el nodo sinusal, que es quien manda en el ritmo cardiaco. Los estímulos que se generan en el nodo sinusal viajan a través de las aurículas, la parte alta del corazón, como ondas en un estanque y llegan al siguiente punto de relevo que es el nodo aurículo-ventricular (Nodo A-V). En éste punto, el impulso eléctrico se retrasa ligeramente para permitir que la contracción muscular desencadenada en la aurícula, llene correctamente de sangre a los ventrículos, la parte baja y más potente del corazón. Pasado éste breve lapso, que dura entre 140 y 200 milisegundos (0.14 a 0.2 segundos), el estímulo viaja a través de un tronco (haz de His), que se divide en dos ramas, derecha e izquierda, que llevan a su vez al impulso eléctrico al ventrículo derecho e izquierdo, para que éstos se contraigan de manera sincrónica y bombeen la sangre que tienen en su interior.

            Este sistema eléctrico puede sufrir desgaste secundario a la edad, a intervenciones terapéuticas o tener defectos congénitos.

            La causa más frecuente de implante de marcapasos es cuando el nodo de relevo, el nodo AV, deja de conducir los estímulos y se produce lo que se llama un bloqueo aurículo-ventricular, que puede ser de tres grados. El segundo grado se divide en dos, de acuerdo a las características de conducción eléctrica a través de esa estructura lesionada. Cuando los bloqueos son de grado avanzado, los latidos del corazón se hacen muy lentos y entonces puede haber mareos y desmayos, además de fatiga y falta de aire.

            Otra condición que frecuentemente necesita del implante de un marcapasos es la falla o enfermedad del nodo sinusal. Se puede considerar que al agotarse la “pila” del corazón, éste necesita de alguien que tome el relevo, y en éste caso será un marcapasos.

            Otras alteraciones que pueden requerir de tal aparato son algunas arritmias que se asocian a frecuencias ventriculares muy lentas, además de algunos casos muy seleccionados de insuficiencia cardiaca con ciertas peculiaridades. En éstos últimos casos, la tendencia actual es a utilizar marcapasos tricamerales que sincronicen la contracción de ambos ventrículos. Indudablemente el cardiólogo es la persona indicada para explicar con todo detalle el motivo del implante de un marcapasos en cada caso particular. Si Usted quiere consultar alguna duda a éste respecto, más adelante podrá hacerlo a través de nuestro correo electrónico, dónde un cardiólogo especialista en arritmias le podrá aclarar brevemente las dudas.